Entidades parasitarias

Cada vez que tenemos síntomas en nuestro cuerpo físico y mental que no reflejan el verdadero estado de cómo somos, cada vez que notamos ciertos cambios sutiles en nuestro diario vivir en nuestro comportamiento y que sentimos que esa balanza interna está en desequilibrio emocional,  sino estamos atentos a estos cambios, quizás es porque ya estamos cubiertos de otra energía que afecta a nuestro aura sin hacer nada por detener estos ataques debemos tener  ¡precaución!.


Causas que atraen a una entidad parasitaria:


  • Debilidades físicas o psíquicas, enfermedades, depresión, estrés, ambientes de gran hostilidad y pensamientos con cargas negativas.
  • Sustancias que producen una apertura en el campo bio-energético, alcohol, drogas, alucinógenos, etc. También ciertas relaciones sexuales promiscuas.
  • Las sesiones espiritistas y cualquier tipo de actividades con tablas (tabla Ouija) que nos conectan a los mundos astrales y entidades oscuras.
  • La exposición a ciertos ambientes donde predominan vibraciones negativas, como las cárceles, funerarias, cementerios, hospitales, etc.
  • También los llamados "lazos de amor" pueden ser factor de intrusión astral, ya que se puede inconscientemente invitar a un ser querido a unirse cuando este último ha fallecido, esto debido a rehusarse a dejar partir al ser amado y al dolor producido. Esto no es adecuado ni se le puede llamar un acto de amor, ya que se está interfiriendo con el libre albedrío por ambas partes.
  • Un EAPs ( entidades astrales parasitarias) es un ser parasitario que afecta a cualquier persona y dispone de su energía vital y física, lo cual el individuo quedará limitado de sus facultades comunes a su vida cotidiana, alejándose de las personas y de la sociedad (aislandolo de su vida y fuerzas) este parásito energético absorbe la vitalidad, aumenta el desgano, afectando a su campo áurico y a medida que el huésped está en el individuo la casa y todo sus objetos se cargan de esta energía oscura, los pensamientos y las emociones (miedos, rabia, sudoración corporal, sensaciones de falta aire, encierro, mal dormir decaimiento en general).
  • Esto afectan además a los habitantes más sensibles de la casa los pequeños, sus comportamientos dejan de ser amistosos, son irritables y actúan de una manera diferente con los adultos más soberbios y arrogantes (rabia) en algunos casos, despiertan en las noches con pesadillas, y temerosos de la oscuridad de la noche, algunos son capaces de sentir esas entidades que los perturban.
  • Hay casos que las personas reconocen que su comportamiento no es el mismo de siempre, hay una alteración psicológica, es aquí donde ven la posibilidad de tener albergado un parasito de este tipo, solo la verán después de una sesión de terapia de sanación energética, una vez descubierto ciertos comportamientos ya anteriormente nombrados.
  • La terapia de  sanación energética está al servicio de todos los que quieran re conectarse a la vida, tal como se les ha regalado y volver a hacer uno mismo sin ninguna interferencia negativa invisible, solo siendo un individuo más libre y más fuerte, es una liberación que se va notar con cada día que estamos viviendo.
  • El instrumento usado para esta terapia es la radiestesia.